Tendencias de la educación en Guatemala

Las tendencias de la educación en Guatemala parecen ser un disco rayado. Cada vez escuchamos historias sobre el bajo rendimiento de los alumnos en el país. Un alto enfoque en la mal inversión de los recursos del estado o solamente una falta de interés de parte del gobierno para generar un cambio verdadero. Pero mientras los problemas bien pueden ser políticos, es posible que actualmente se esté generando un cambio que nos pueda ayudar.

Infraestructura

Guatemala, a pesar de su bajo porcentaje en comparación a otros países desarrollados, ha tenido un crecimiento rápido en la adopción de la tecnología. Se puede ver un crecimiento exponencial en el porcentaje de la población que tiene acceso al internet y una gran adopción por los celulares tipo smartphones. Desde hace más de 5 años los celulares en Guatemala duplican a su población, según las expectativas de población y datos del SIT. Cada vez vemos a más personas con dispositivos de comunicación.

La rápida y continua adopción de estas tecnologías por la población guatemalteca crea un escenario ideal para la implementación de nuevas estrategias para la educación.

Tendencias globales

En otros países podemos ver que los mercados de nuevos softwares de administración educativa han tenido un gran éxito. Se espera que para el 2021 la industria completa valga alrededor de 15 millones de dólares. Cada vez más y más estudiantes buscan instituciones que ofrezcan servicios que son solamente posibles con estos sistemas de educación. Además de ayudar al estudiante, la herramienta expande los límites del aula y le da al docente más opciones para impartir su cátedra.

Nuevas opciones

Tomando en cuenta la infraestructura creada por el auge de la tecnología en Guatemala, podemos comenzar a buscar maneras de mejorar el sistema educativo. Aprovechando la creación de herramientas virtuales dedicadas específicamente a la educación podemos generar una verdadera oportunidad para gran parte de la población de recibir una educación de alto nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *